COLOMBIAN HEMP TECHNOLOGIES
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Es urgente convencer al país entero de la urgente transformación digital en todas las esferas de la actual sociedad industrial de masas: transformación digital en la política, en el gobierno, en la economía, en los negocios, en los sectores educativos, salud, justicia, comunicaciones, energía, agricultura, industria y medio ambiente. Sin estas transformaciones seguiremos teniendo un país lento, pobre e ineficiente con muy elevados costos para los que producen la riqueza.  
Para Colombia, nada más urgente que la reconversión digital en la agricultura. Es pasar de una agricultura atrasada de la primera ola con campesinos envejecidos prematuramente trabajando con las herramientas tradicionales del azadón y el rastrillo a una nueva agricultura basada en las herramientas de la información y el conocimiento: biología sintética, drones, sensores, inteligencia artificial, IoT, cadenas de valor. Pero también es pasar de una agricultura industrializada concentrada en terratenientes que utilizan la mano de obra barata, a una nueva agricultura inteligente manejada por comunidades autónomas.  
Como lo hemos escrito, la semilla del hemp industrial es la semilla de esta nueva revolución de la agricultura del conocimiento por su capacidad de ser la materia prima de la mayoría de productos que requieren las comunidades campesinas para llevar una vida digna.
Pero también existe la posibilidad de substituir las 200,000 hectáreas de cultivos ilícitos de coca, atrayendo a los campesinos que la cultivan a que sean parte de estas comunidades. Lo anterior nos permitiría eliminar el principal foco de violencia en el país como es el narcotráfico.
El nuevo motor de creación de riqueza es el conocimiento y debe ser accesible por todos ricos y pobres a la vez. Es necesario cambiar los modelos costosos de gobiernos burocratizados, y costosos y obsoletos en educación, salud, justicia, transporte, energía por nuevos modelos altamente eficientes del conocimiento. Es necesario desarrollar el futuro de las regiones-estados, conectadas con el mundo y manejadas con gran sentido empresarial, compitiendo ferozmente por atraer el conocimiento y profesionales altamente calificados.
El departamento del Tolima, se puede convertir en el modelo de las nuevas regiones del conocimiento y motor de esta nueva sociedad agrícola e industrial del conocimiento basada en Acrópolis inteligentes 5D alrededor del cultivo del hemp. En un área productiva de 397,200 hectáreas*, tiene todas las posibilidades de suelos, climas y riegos para convertir el cultivo del hemp industrial en su más poderosa herramienta de desarrollo económico, político y social. *IGAC
El cáñamo, al igual que la marihuana, es básicamente una planta de cannabis de floración leguminosa resistente de la familia Cannabaceae. La única diferencia es que mientras que el cáñamo contiene 0.3 por ciento o menos del contenido de THC (tetrahidrocannabinol) por peso seco y tiene una mayor altura, la marihuana, tiene menor tamaño y contiene cantidades mucho más altas de THC. Dados sus diversos usos comerciales/industriales y de subsistencia básica en alimentos y bebidas, vestuario, papel, alimentos para mascotas, materiales de construcción, plástico, combustible, jabones y productos para el cuidado de la piel, limpieza química, alimento para ganado y otros, el cáñamo se ha ganado un reconocimiento en todo el mundo.
En Colombia solo se puede cultivar y comercializar después de obtener un permiso de las autoridades responsable.
Para la selección de la variedad de semilla para el cultivo es necesario conocer si es para el segmento  (semilla)/fibra) o el segmento cannabinol (CBD). El enfoque de las variedades de semillas para cultivar estos dos segmentos difiere con las poblaciones de plantación de hasta 600,000 a 800 000 plantas por hectárea (aproximadamente 100 plantas por metro cuadrado) para semillas/fibra y poblaciones de plantación de aproximadamente 3,000 a 4,000 plantas por hectárea para CBD. Para las plantas de semillas/fibra que normalmente crecen altas, las puntas se cosechan para la producción de semillas y el tallo para la fibra, mientras que para las plantas para CBD, solo se usan las flores que tienen la mayor concentración de la sustancia química, se cosechan y secan antes del proceso de extracción.
Si bien el cáñamo puede crecer en cualquier parte del mundo, excepto en los climas fríos extremos y desfavorables, crece mejor cuando la temperatura exterior está entre 16 y 27 grados. Los suelos húmedos, bien drenados y aireados con pH 6,0 - 7,5 son los mejores.
Las semillas se deben colocar 2 a 3 cm en el suelo, con una tasa de plantación de 100 plantas por metro cuadrado. Las semillas deben ir más juntas si se cultiva para fibra, ya que esto hará que crezcan más altas en lugar de ramificarse y más separadas si se desea cosechar para las semillas.
La planta de çáñamo crece con bastante rapidez y alcanza la madurez entre 3 y 6 meses. Se debe
Regar de 30 a 38 cm durante la temporada de crecimiento. El riego es especialmente importante durante las primeras 6 semanas de crecimiento mientras la planta aún es joven. Después, el cáñamo es resistente a la sequía y puede sobrevivir sin agua durante unos días. Las raíces largas permiten que la planta llegue al agua y se adhiera al suelo en lugares donde otras plantas no pueden. Por lo tanto, se puede utilizar para recuperar tierras en regiones propensas a sequías e inundaciones.
El cáñamo, al ser una planta leguminosa, fija nitrógeno en el suelo y, por lo tanto, requiere poco fertilizante y no requiere pesticidas. Sin embargo, el fertilizante rico en nitrógeno debe aplicarse una vez que las semillas hayan germinado en un día cálido y seco para que no se pegue a las plantas. Se debe regar inmediatamente después de la aplicación de fertilizante para permitir la absorción en el suelo.
Se recomiendan los herbicidas preemergentes para la protección contra las malas hierbas mientras las plantas están creciendo. Sin embargo, la planta crece muy rápido, por lo que ahoga las malas hierbas y tiene una fuerte resistencia a las plagas.
Se deben cortar los tallos con una hoz cuando las semillas comiencen a desarrollarse, apilarlos y dejarlos en el campo durante 5 semanas para permitir un proceso de pudrición conocido como enrojecimiento. Separarlos y secarlos en un área fresca y seca hasta que tengan un nivel de humedad del 15%, según lo determinado por un medidor de humedad. Después usar una máquina decorticadora con 2 rodillos para romper las piezas exteriores del tallo y separar las fibras
Recolectar las semillas con una hoz después de 16 semanas, cuando las hojas se hayan caído y las vainas de semillas cerca de las flores se sientan secas y duras. Sostener la parte superior del tallo y cortar justo debajo de la vaina de semillas más baja. Dejar las hojas caídas en el suelo para usarlas como abono durante el próximo año.
Trillar las semillas y solplarlas para eliminar cualquier residuo. Mantener las semillas en un área entre 0 grados Celsius a 4 grados Celsius para que no germinen. Las semillas se pueden guardar en un saco si el nivel de humedad es inferior al 12%.
Los precios internacionales del mercado del cáñamo para CBD oscilan entre $30 y $75 dólares por kg de biomasa. Cada planta producirá aproximadamente 500 gramos que se pueden utilizar para obtener CBD y con 3000 y 4000 plantas por hectárea, los agricultores de cáñamo podrían tener un ingreso de alrededor de $60,000 dólares por hectárea. Los rendimientos potenciales de la fibra de ascienden a $ 1,890 dólares por hectárea y hasta $2,000 por hectárea para semillas.
En Colombia, con la posibilidad de tener dos cosechas al año, estos ingresos se duplican.
En conclusión, el cáñamo se puede convertir en la planta del futuro, tanto para la seguridad alimentaria, como para la agroindustria, gracias a su naturaleza orgánica y versatilidad.
Favoreciendo el prosumo familiar, las familias podrían alimentarse, vestirse y alojarse, al mismo tiempo que generar ingresos monetarios adicionales.
Se espera que la industria mundial del cáñamo alcance la suma cercana a los $18,8 billones de dólares en todo el mundo, para el año 2025, de acuerdo al Hemp Market Research Report.
El Tolima se puede convertir en una región estratégica del cultivo del cáñamo a nivel mundial, siempre y cuando dejemos de lado la polítiquería y los gobiernos burocratizados, que piensan primero en colocar cuotas o impuestos, en lugar de crear incentivos, que permitan despegar rápidamente el negocio.
Como el cáñamo puede ser la tabla de salvación del tsunami de la tercera ola que se avecina, el próximo gobierno, tiene que tomar una urgente decisión sobre los alcances del cultivo del cáñamo en Colombia, como de los incentivos para convertirlo en un proyecto nacional.
Desarrollo de Maquinaria:
El propósito es proveer por medio de leasing a la Comunidades 5D de la maquinaria que se requiere para la transformación de materias primas de hemp industrial en productos terminados..
Fabricación, Distribución de Maquinaria y Equipos: Tractores, Plantadoras, Transplantadoras, Combinadas, Recolectoras CBD, Secadoras, Decorticadoras, Decorticadoras R2, Reactores Continuos Contracorriente (CCR), hemp Train, Precision KPD Extraction System, Construcción de Bloques de hempcrete, Molinos de Extracción de Aceite y Harina.
Sistemas de Acuaponía: Invernaderos, Sistemas de Recirculación Acuapónicos
Sistemas Solares: Paneles de grafeno de la fibra del hemp
Comunicaciones: Servicio de Internet satelital
Fabricación de Filamentos para Impresoras 3D y 4D
Procesadoras: Procesadoras de basuras y de aguas de alcantarillas
Producción de Derivados:
1.- Alimentos y bebidas: Fabricación de derivados de las semillas y el aceite, como superalimentos, aceite comestible, leche, cosméticos. Las semillas de hemp contienen todos los aminoácidos y ácidos grasos esenciales necesarios para mantener una vida humana saludable. Ninguna otra fuente de plantas tiene los aminoácidos esenciales en una forma tan fácilmente digerible. Ninguna otra semilla tiene los ácidos grasos esenciales en una proporción tan perfecta (3:1) para satisfacer las necesidades nutricionales humanas.
Lo que es único, en la semilla de hemp, es que el 65 % de la misma es globulina edistina, la más alta en el reino vegetal. Debido a esto, su proteína está fácilmente disponible en una forma bastante similar a la que se encuentra en el plasma sanguíneo. Comer semillas de hemp podría ayudar o sanar a las personas que sufren  enfermedades  de   inmunodeficiencia,   y   asegurará   que   el  sistema inmunológico tenga la reserva de recursos de inmunoglobulina necesarios para producir anticuerpos que destruyen las enfermedades de inmunodeficiencia.
Leche: Según Zion Market Research (2019), es probable que el mercado de la leche de hemp alcance alrededor de $ 454 millones  de dólares para 2024, creciendo a una tasa compuesta anual del 16 %, durante 2020-2024. El mercado de la leche de hemp está ganando terreno debido al creciente número de población consciente de la salud, de la creciente demanda de alimentos y bebidas orgánicos, y una conciencia ascendente sobre el control de la obesidad. La prevalencia de una gran población con intolerancia a la lactosa, ha llevado a los fabricantes mundiales a la introducción de leche de hemp aromatizada, con bajo contenido calórico o sin azúcar.
La leche de hemp ha aumentado su demanda entre los entusiastas de la salud, ya que contiene una gran cantidad de proteínas y ácidos grasos omega-3, con bajo contenido de grasa. Eminentes profesionales médicos y dietistas de todo el mundo recomiendan el consumo de leche de hemp para superar la deficiencia de proteínas. Varias celebridades de atletismo y empresas importantes, como Google, están promoviendo el consumo de productos a base de plantas. La creciente preferencia por las dietas veganas y vegetales, entre los consumidores, se debe también a la creciente preocupación por los derechos de los animales y la capacidad de respuesta hacia la protección ambiental.
Carnes: Podemos desarrollar toda una industria de alimentos, derivados de la harina del hemp industrial, que reemplace a la carne animal. Beyond Meat es una empresa con sede en la ciudad de Los Ángeles, que produce alimento sustitutivo de la carne. La compañía, en junio de 2020, rompió un récord en la bolsa de valores de Estados Unidos. El fabricante presentó  una nueva asociación  con  el gigante tecnológico chino Alibaba, que llevará sus productos a los estantes de los supermercados en China continental por primera vez.
Cerveza: Durante miles de años, la humanidad ha estado obsesionada con la elaboración de cerveza. Se han creado millones de recetas de elaboración de cerveza, a lo largo de la historia, y la gente siempre está en busca de nuevas fronteras en el sabor. Hoy no es una excepción, y la legalización del hemp lo ha posicionado como un posible ingrediente para las cervecerías con visión de futuro. La cerveza de hemp incorpora partes de la planta en el proceso de aromatización. En realidad, no se elabora con hemp, solo utiliza aceites naturales de la planta para agregar complejidad al sabor. Estos aceites naturales se denominan terpenos, y muchas plantas los tienen, incluidos los cítricos y los pinos. Los terpenos son responsables de ese aroma húmedo que se encuentra en el cannabis.
Disfrutar de una verdadera infusión de hemp es legal, ya que no contiene THC, la sustancia psicoactiva de la marihuana. El CBD se está volviendo más popular para tratar el dolor y ciertas afecciones como la epilepsia. Tiene un efecto positivo en el sistema nervioso, pero no provoca un cambio en el estado de ánimo.
La cerveza de hemp, se elabora de modo que el producto final no contenga ni THC ni CBD. Como no hay THC en la cerveza de hemp, no es droga. Sin embargo, todavía tiene alcohol. Solo usa terpenos de la planta de hemp para dar sabor a la cerveza. El sabor depende de la fuerza de los terpenos utilizados y de la cepa de la planta de la que proviene. Las semillas de hemp también se pueden tostar para agregar un sabor más herbáceo. Como ocurre con muchas cosas, diferentes personas también pueden tener diferentes experiencias con las cervezas de hemp.
2.- Productos de la construcción: El hemp-crete es un material que consume carbono, y es una gran alternativa en la construcción. Se prepara mezclando trozos de hemp (el núcleo leñoso interno de la planta), agua y cal como agente aglutinante. Tiene baja densidad y excelentes propiedades de aislamiento térmico y acústico. La principal fuente de resistencia proviene del alto contenido de sílice (aproximadamente 70 %) en los trozos de hemp, lo que facilita la unión de las materias primas. Los bloques se pueden preparar directamente en el sitio, mezclando las materias primas y dejando la mezcla en moldes tipo lego, para poderlos usar fácilmente en la autoconstrucción de viviendas y otros materiales de construcción.
Ventajas: El hemp-crete tiene una huella de carbono negativa de -72.0 kg/m² de pared, lo que hace que la construcción sea una técnica eficiente y ecológica. La construcción no toma mucho tiempo y reduce los costos de mano de obra. Es un material de baja masa térmica, lo que significa que absorbe el calor durante el día y lo emite durante la noche, así permite ahorrar costos de energía. Es un material resistente a microbios y parásitos. Tienen una resistencia al fuego de 60-120 minutos. El bajo valor U (transmitancia térmica) y el aislamiento mejorado de los bloques, ayudan a ofrecer bajos costos operativos a través de menores requisitos de calefacción y refrigeración. Los bloques son livianos y fáciles de transportar y manipular. Tienen excelentes propiedades de aislamiento térmico y acústico, y ayudan a constituir paredes transpirables.
Casas prefabricadas: Una empresa holandesa, Dun Agro, ha construido una casa prefabricada completamente de cañamo. La casa de hemp se encuentra a un par de cientos de kilómetros de Ámsterdam y se dice que es más resistente y asequible que las casas tradicionales, además de resistente a los terremotos. El proceso comienza fabricnado "hempcrete". El hemp ya se utiliza para fabricar una variedad de productos básicos como ropa, alimentos y biocombustible. El hempcrete de Dunagro se elabora fundiendo hemp, agua y pegamento y luego vertiendo la mezcla en un molde para crear los cimientos de la casa. Estas viviendas se pueden construir en un tiempo mucho más corto que las casas tradicionales porque el material se construye de antemano, lo que significa que la casa se puede construir fácilmente. Basado en la producción de granjas de hemp en los Países Bajos, Dun Agro cree que es factible fabricar y vender alrededor de 500 de estas casas cada año.
3.- Textiles: Es una de las fibras más antiguas utilizadas para la producción textil. Especialmente durante la Edad Media, antes de que el algodón se convirtiera en un producto masivo y conquistara los mercados europeos, el hemp era una de las fibras naturales más utilizadas y populares. Incluso a principios del siglo XX se cultivaba en toda Europa, pero hoy el mercado está dominado por el hemp chino. Hasta el día de hoy sigue siendo un producto natural muy valorado que se aplica en moda, diseño de interiores, pero por su fuerza también en biocompuestos.
4.- Vestuario: Los hilos y tejidos de hemp son muy adecuados para la confección. La fibra tiene propiedades específicas que la distinguen claramente de la mayoría de los otros materiales y la hacen única. Las telas de hemp se sienten frescas y representan una clara ventaja para la ropa de verano. Además, el hemp es muy absorbente. Toma agua rápidamente y también la libera rápidamente. En los días calurosos esto ayuda a regular el microclima entre el cuerpo y la ropa. El hemp tiene una buena sujeción cuando se usa directamente sobre la piel, aunque es más rígido, más duro y menos elástico que el algodón y, por lo tanto, es menos flexible. Estas propiedades también provocan el arrugado del material cuando se utiliza en tejidos, aunque esta propiedad también puede considerarse como parte de su "encanto natural". El hemp es un producto natural, es 100% biodegradable y reciclable y se siente muy bien sobre en la piel.
El hemp casi desapareció en Europa y América del Norte en la década de 1930, no solo por la competencia del algodón y las fibras sintéticas, sino también como resultado de la legislación antidrogas. El hemp "industrial" que se utiliza ahora en aplicaciones textiles apenas contiene el componente psicoactivo THC. Debido a que el hemp es hoy ampliamente apreciado como una fibra sostenible, ahora está regresando lentamente a Europa. Uno de los problemas es que, junto con las máquinas utilizadas en las diferentes etapas del proceso de confección textil, ha desaparecido mucho conocimiento.
5.- Productos plásticos: El problema con la obsesión mundial por el plástico es que es interminable. En 2017, el consumo mundial de plástico alcanzó nuevos picos, con un estimado de ocho millones de toneladas métricas de plástico que terminan en los océanos anualmente. La razón por la que el hemp se presta tan bien en la producción de plástico se debe a la celulosa. Todos los plásticos, sin importar de dónde se deriven, requieren celulosa para estructurar las características de moldeo único, pero duraderas. El petróleo ha sido durante mucho tiempo el ingrediente de referencia para obtener esta celulosa, pero ahora las empresas se están diversificando en la búsqueda de materiales más sostenibles. El hemp es un sustituto perfecto del petróleo, considerando que el hemp tiene aproximadamente un 80 por ciento de celulosa por naturaleza. A diferencia del petróleo, el hemp se puede cultivar orgánicamente y no es tóxico.
El futuro del plástico de hemp es brillante. Las empresas de automóviles de Europa se están alejando completamente de los plásticos a base de petróleo para los tableros de instrumentos, paneles y otros toques de diseño en los nuevos modelos. La gran cantidad de piezas moldeadas a partir de plásticos de hemp demuestra su utilidad como material.
Los beneficios de los plásticos de hemp superan con creces a sus contrapartes a base de petróleo. Por ejemplo, se estima que la fibra de vidrio de hemp cuesta solo de 50 a 70 centavos por libra, en comparación con más de 5 dólares por libra de la fibra de vidrio a base de carbono. Además de esto, se demuestra continuamente que los productos de hemp son más duraderos en caso de accidentes y siempre son mucho más ligeros que un equivalente metálico.
Los plásticos de hemp, junto con una serie de otras alternativas de plástico biodegradable, están en aumento. Es muy posible que en un futuro próximo, todos los plásticos provengan de un recurso biodegradable y sostenible como el hemp.
6.- Productos de papel: La mayor parte del papel convencional está hecho de árboles, pero el papel de hemp está hecho de las fibras largas y fibras cortas de la planta del hemp.
El proceso para producir papel de hemp es bastante simple. Implica descomponer las fibras de hemp en una pulpa que luego se coloca y moldea en un marco para hacer papel de pantalla y secar. Aparte de un par de excepciones bastante importantes, los conceptos básicos de cómo hacer papel a partir de plantas no son tan diferentes para el hemp. El papel de hemp necesita menos procesamiento químico que los productos de papel de árbol. Por otro lado, el papel de árbol tiene un enorme impacto ambiental negativo, mientras que el papel de hemp es ecológico.
7.- Productos biocompuestos: Un material biocompuesto está formado por una matriz (resina) junto con fibras naturales reforzadas. La resina está formada por polímeros que provienen de fuentes renovables y no renovables. La resina protege las fibras del daño mecánico y la degradación por exposición al medio ambiente. Las biofibras utilizadas incluyen madera reciclada, algodón, lino o hemp. Un biocompuesto de hemp significa usar hemp para reforzar los compuestos. Los materiales de mezcla incluyen polietileno, poliéster y polipropileno. Los biocompuestos de hemp se utilizan en varios productos de consumo, incluidos muebles y sustratos para interiores de automóviles. Los fabricantes utilizan fibra de hemp para producir compuestos a base de minerales, similar al uso de fibra de vidrio para reforzar el yeso o el cemento.
8.- Biomasa: El hemp industrial es el mayor productor de biomasa en relación a todos los cultivos agrícolas. Su tasa de crecimiento supera a la de los árboles: el hemp produce por hectárea en cuatro meses el equivalente a lo que producen los árboles en siete años.
9.- Combustibles: El petróleo y el carbón son recursos agotables y no renovables. En el caso del petróleo, hay nuevas formas de extraerlo, como el fracking, y se extiende su explotación a plataformas submarinas. El carbón y el petróleo han desempeñado un papel crucial en el progreso de la humanidad, pero el uso continuo de combustibles fósiles también podría llevar a la desaparición de la humanidad, debido a muchos problemas asociados: contaminación, cambio climático y guerras por recursos, por nombrar algunos. El problema principal, en estos días, no es tanto el agotamiento de los combustibles fósiles, como el daño que están causando en nuestro planeta. Sin embargo, el hemp industrial puede ser parte de la respuesta a estos desafíos de los combustibles sólidos y líquidos del mundo.
Biodiesel: La semilla de hemp contiene alrededor del 30% de aceite, y este aceite se ha utilizado como combustible para lámparas. El aceite de semilla de hemp también se puede transformar en biodiesel adecuado para uso en vehículos a través de un proceso llamado transesterificación. Se ha calculado que el hemp puede producir más de 800 litros de biodiesel por hectárea, un rendimiento mayor que los cultivos como la soja, el girasol, el maní. A eso se agrega el potencial de producir también metanol, etanol, biogás y combustibles sólidos del resto de la planta.
Etanol: A diferencia de las aplicaciones de biodiesel, toda la planta de hemp se puede usar en la producción de etanol o metanol. Al igual que con el biodiesel, el etanol y el metanol pueden usarse como combustible para vehículos. Cuando se deriva del hemp, estos alcoholes se denominan hempanol. El etanol está hecho de azúcares y almidones de plantas. Para crear etanol a partir de hemp, se requiere un proceso llamado celulólisis que consta de varias etapas: 1) Pretratamiento para hacer que el contenido de celulosa en el hemp sea adecuado para la hidrólisis. 2) Descomponiendo las moléculas en azúcares usando una enzima que convierte la celulosa en glucosa (celulasa). 3) Separación de materiales azucarados de la lignina. 4) Fermentación de la solución de azúcar. 5) Destilación para extraer el etanol.
Metanol: El metanol, se produce a partir de la madera/pulpa de las plantas, también conocido como alcohol de madera. La creación de metanol a partir de hemp se puede lograr mediante destilación en seco. Esto puede incluir la pirólisis, la descomposición termoquímica del material orgánico en ausencia de oxígeno para que el material no se incendie. El calentamiento del material produce gases que pueden condensarse en metanol.
Combustibles sólidos: El subproducto de la destilación en seco, el carbón, se puede utilizar como combustible sólido. Uno de los biocombustibles sólidos que se pueden producir son los gránulos de hemp, que están hechos del núcleo leñoso de la planta. El uso de hemp para pellets es una buena alternativa a la madera, ya que produce alrededor del mismo calor, con niveles similares de contenido de cenizas y no es corrosivo.
Biogás: El metano es el componente principal del gas natural que puede usar en el hogar y está químicamente relacionado con el metanol. El metano se produce a través de la acción de bacterias anaerobias en materiales orgánicos. El equipo utilizado para crear las condiciones anaeróbicas correctas (que ocurren en ausencia de oxígeno) y capturar el gas se llama biodigestor, que actúa como un estómago mecánico.
10.- Grafeno: Pero también, la posibilidad de producir grafeno barato proveniente de las fibras del hemp, no permitirá elevar la eficiencia de los paneles solares y baterías para el almacenamiento de la energía. Con paneles solares de grafeno, podemos reemplazar las ventanas de vidrios de los edificios en las ciudades y convertirlas en ventanas solares, pasando de ciudades consumidoras de energía en proveedoras de energía.  
11.- Pero existe otra gran oportunidad en el cultivo del hemp y es reducir los contagios de virus trasmitidos por los animales.  Se ha demostrado científicamente que el hemp industrial absorbe más CO2 por hectárea que cualquier otro bosque o cultivo comercial y, por tanto, es el sumidero de carbono ideal. Además, el CO2 es unido permanentemente dentro de la fibra que se utiliza para cualquier cosa, desde textiles, hasta papel y como un material de construcción. Actualmente, BMW lo está utilizando en Alemania para reemplazar los plásticos en los automóviles.
En un artículo publicado por el profesor de biología Les Kaufman, de la universidad de Boston, afirma que la lucha contra el COVID-19 podría costar 500 veces más que las medidas de prevención de la pandemia.
Reducir significativamente la transmisión de nuevas enfermedades de los bosques tropicales costaría, a nivel mundial, entre $ 22,2 y $ 30,7 mil millones cada año. La pandemia de COVID-19 probablemente terminará costando entre $ 8.1 y $ 15.8 billones a nivel mundial. La falta de protección de las selvas tropicales ha costado billones de dólares debido a la pandemia de coronavirus, según una nueva investigación. La pandemia ha causado estragos económicos y ha causado niveles históricos de desempleo en los Estados Unidos y en todo el mundo.
Durante décadas, los científicos y los activistas ambientales han tratado de llamar la atención del mundo sobre los muchos daños causados por la rápida destrucción de los bosques tropicales. Uno de estos daños es la aparición de nuevas enfermedades que se transmiten entre animales salvajes y humanos, ya sea por contacto directo o por contacto con ganado que luego es ingerido por humanos. El virus SARS-CoV-2, que hasta ahora ha infectado a más de 15 millones de personas en todo el mundo, parece haberse transmitido de murciélagos a humanos en China.
“Gran parte de esto se remonta a nuestra indiferencia por lo que ha estado ocurriendo en los límites de los bosques tropicales”, dice Les Kaufman. Recientemente, reunió a un equipo de investigadores para comprender mejor los costos económicos de reducir la transmisión de virus como el nuevo coronavirus. Al observar la investigación existente, se dieron cuenta de algo sorprendente.
Descubrieron que reducir significativamente la transmisión de nuevas enfermedades de los bosques tropicales costaría, a nivel mundial, entre $ 22.2 y $ 30.7 mil millones cada año. En marcado contraste, encontraron que la pandemia de COVID-19 probablemente terminará costando entre $ 8.1 y $ 15.8 billones a nivel mundial, aproximadamente 500 veces más costoso de lo que se necesitaría para invertir en las medidas preventivas propuestas.
Para estimar el costo financiero total de COVID-19, los investigadores incluyeron tanto el producto interno bruto perdido como el costo económico y laboral de cientos de miles de muertes en todo el mundo. "Nada parece más prudente que darnos tiempo para hacer frente a esta pandemia antes de que llegue la próxima". Los investigadores dicen que la transmisión de enfermedades de animales salvajes a humanos ocurre con frecuencia cerca de los bordes de los bosques tropicales, donde las incursiones humanas aumentan la probabilidad de contacto con animales. Estas incursiones se concretan en la tala, la ganadería y otros negocios ganaderos, y el comercio de animales exóticos, entre otros.
Los bosques tropicales a menudo se talan en un patrón de mosaico o tablero de ajedrez, lo que aumenta la cantidad de tierra que se encuentra en los bordes del bosque y, por lo tanto, aumenta el riesgo de transmisión de enfermedades entre especies que normalmente vivirían en diferentes ecosistemas.
Para reducir la transmisión de enfermedades, Kaufman y sus colaboradores proponen expandir los programas de monitoreo del comercio de vida silvestre, invertir en esfuerzos para poner fin al comercio de carne silvestre en China, invertir en políticas para reducir la deforestación en un 40% y combatir la transmisión de enfermedades de los animales salvajes al ganado.


contacto@colhemptech.com
Regreso al contenido | Regreso al menu principal