BIOPLÄSTICO - ColHempTech

Vaya al Contenido

Menu Principal:

BIOPLÄSTICO

PLÁSTICO

Es claro que el uso excesivo de plásticos en la vida cotidiana está teniendo un impacto devastador en nuestro planeta. La mayoría de los plásticos producidos hoy en día se fabrican con compuestos a base de derivados del petróleo que liberan gases no saludables a la atmósfera. Las soluciones de desecho son ineficientes y los subproductos dañinos producen tóxicos en la tierra, agua y vida silvestre.
Se estima que entre 250 y 300 millones de toneladas de plásticos se fabrican cada año. El 10% de los plásticos son reciclados; el resto va a los basureros o termina como basura en el medio ambiente.
En un momento de cambio climático sin precedentes y de aceleración del riesgo de extinción, debemos establecer un nuevo enfoque hacia la producción de plásticos biodegradables amigables con el medio ambiente y ayudar a reducir nuestra huella negativa en este planeta. No es una tarea fácil.
BIOPLASTICO
Los bioplásticos son plásticos derivados de fuentes de biomasa renovables. Dependiendo del proceso de fabricación, pueden ser biodegradables, 100% libres de tóxicos y producidos de manera sostenible. La idea de los bioplásticos no es nada nuevo, pero ha sido ignorada en gran medida por sus alternativas más baratas basadas en los derivados del petróleo.
Los bioplásticos pueden originarse a partir de plantas como el hemp, que proporciona una eliminación permanente del gas de efecto invernadero de la atmósfera de la Tierra.
Los bioplásticos tienen mucho menos impacto en el medio ambiente. Hay estudios que demuestran que los bioplásticos pueden reducir las emisiones de CO2 en un 30-80% en comparación con los plásticos tradicionales.
Los bioplásticos se pueden usar para una gran variedad de productos desechables como envases, vajillas, cubiertos, bolsas y botellas. Estos plásticos también se pueden usar para artículos no desechables, como celulares, tuberías, accesorios de automóviles y otros.
BIOPLASTICO DEL HEMP
El bioplástico de hemp es un compuesto de fibra natural que se puede usar para reemplazar los plásticos tradicionales. Es biodegradable, reciclable y libre de toxinas.  Puede ayudar a resolver muchos de los problemas ambientales más apremiantes.
Los bioplásticos de hemp están hechos del tallo de la planta. El tallo proporciona una alta cantidad de celulosa que se requiere para la construcción de plástico, proporcionando fuerza y flexibilidad. La celulosa es el polímero orgánico más abundante que se encuentra en la tierra y desempeña un papel fundamental en las paredes celulares de las plantas y en muchas especies de algas.
El hemp contiene alrededor de 65-70% de celulosa en comparación con la madera con un 40%, el lino con un 65-75% y el algodón, con un 90%. Lo que realmente diferencia al hemp es su alto recuento de celulosa, es la combinación con sus características de crecimiento favorables y bajo impacto ambiental.
Desde su cultivo hasta su cosecha con alturas entre 3 a 5 metros, el hemp tarda solo 3-4 meses en crecer. El hemp crece increíblemente rápido y se ha adaptado para crecer en todos los continentes excepto en la Antártida. Las plantas de hemp son únicas en absorber el CO2 de la atmósfera, lo que le ayuda a crecer rápidamente y superar a las plantas competidoras. El hemp también requiere menos pesticidas, fertilizantes y agua que otros recursos bioplásticos como el algodón y la madera, lo que proporciona un cultivo más ecológico y de bajo mantenimiento.
Se conoce que los cultivos de hemp absorben hasta 4 veces más cantidad de CO2 de la atmósfera que los árboles de bosque, mientras crecen en una fracción del tiempo.
Hoy en día solo hay unas pocas empresas que utilizan el hemp en la producción de bioplásticos. Con el hemp a menudo vinculado erróneamente con la legislación sobre la marihuana, ha conducido a dificultades de aprovisionamiento. Los subproductos del hemp a menudo se importan de países como China y Francia, donde las licencias de cultivo se obtienen más fácilmente. Lo anterior ha conducido a elevar los precios y ha demorado los esfuerzos de investigación en el uso del hemp como bioplástico. A pesar de estas dificultades, hay compañías que aprovechan las características diversas y favorables del hemp, allanando el camino para que más compañías aprendan y se adapten a su éxito.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal